Translate

viernes, 1 de diciembre de 2017

ESTO VA DE NOSOTROS

Oh, que hermosa eres, cuánto te amo, cuánto... Para para, que esto no es típico, esto va de ti y de mí.

De dos locos chulos que se ríen del resto del mundo. De uno que se cree superior y una que lo hace sentir así. Esto va de una guerrera y de uno que solo es su lanza.

Esto va de uno que se pone cachondo cuanto te ve insultar a un periodista en la tele. Va de una de que lo anima a ser más prepotente.

Aquí no hay poemas, aquí no hay palabras bonitas, aquí hay putas verdades. Esto va de un  profeta y una diosa atea.

Esto va de uno que matará al padre de la hija que él ama y de una que pondrá la pala para esconder el cadáver. De uno que no la educa para el mundo que existe sino para crear uno nuevo aunque tenga que quemar este. Y de una que será el ejemplo si no sabe como hacerlo.

Esto va de un soldado y de su capitana que no se dan besos sino que se rinden cuando se rozan.

Esto va de un listo y de una que lo inspira. Esto va del gran hombre que hay tras cada gran mujer.

Esto va de uno que chulea de ser un calzonazos por ser el tuyo y de una que nunca me ha pedido serlo. Ni le ha dado más opción.

Un lobo y una loba protegiendo a la cachorra mientras la enseñan a cazar.

Uno que irá al infierno y su diablesa.

Y todo adornado con el color rojo. El de nuestras ideas, el de tus labios, el de tus mordiscos y el de los lápices de la que juega en el salón.

No sé si esto es maravilloso precioso, hermoso... Pero es irrepetible.

Dos locos radicales en un mundo radicalmente imbécil.

No existe otra como tú. No hay otro al que hagas sentir más grande.

Esto va de dos que escupen al mundo sabiéndose mejores. Va de dos rojos no pacíficos.

Todos se sienten especiales. Nosotros lo somos. Desde que nos levantamos hasta que borrachos a solas nos acostamos.

Tan orgullosamente raros que lo raro es que nos hayamos encontrado.

Pero aquí estamos rompiendo cánones por nosotros y para nuestra pequeña. El macho alfa que no manda, la del sexo débil que lo hace fuerte cuando lo lanza contra todo.

Aquí no hay canciones románticas, hay canciones de guerra y en la trinchera reímos. Peleando por ver no quien quiere más, sino quien presume más.

Y no lo entiende nadie ni queremos que lo hagan, no lo necesitamos. Nuestra casa, nuestro Bunker.

Eres tan perfecta que no necesité cambiar. Te quiero tanto que no te permito cambiar. Te quiero libre.

Y así vamos día a día, dos rojos blasfemos tocapelotas.

Y sin embargo, oh qué hermosa eres, cuánto te amo.

lunes, 17 de abril de 2017

DEJAME SER TU DIABLO

Lo rompería todo por ti. Aprovecha que soy el diablo y hazme quemar todo aquello que te daña. Nada tengo que perder si no estás aquí y todo lo he ganado si te tengo detrás, mirando mis espaldas que todo lo pueden cargar, mis miedos y los tuyos.

Soy tan monstruo que puedo asustar tus miedos y devorarlos.

Y es que no nos pasó el tiempo, lo detuvimos todo en un abrazo, en la inmensidad de tus ojos me recargué de valentía, de armadura. De fe.

Aprovecha que soy el diablo y ordéname condenar a quien quieras. Frente a todo estoy aquí para ti.

Soy el perro rabioso que morderá hasta desgarrar cada trazo que te encoge en un rincón.

Soy el villano con experiencia
Aprovecha para que lo sea de tus enemigos.

Yo no necesito la aprobación de nadie solo la tuya, todo lo que me digan o hagan no me roza. Eso solo está al alcance de tus dedos.
Mi sonrisa prepotente es inmune a todo cuando la has creado tú.

Lánzame contra lo que te hiere y dejame herirlos.

Nunca fui un príncipe ni perfecto, ni lo intenté. Soy el desastre explosivo que quiere volar tus inseguridades.

Soy el malo orgulloso de la película, déjame serlo de quien te preocupa.

Pídeme que desate mi locura golpeando tus temores y sus protagonistas.

No quiero ir al cielo.

Pero quiero llevarte a ti.


lunes, 20 de marzo de 2017

Cuatro días

Un almuerzo, un desayuno, una tarde y noche y otro almuerzo.

Eso es todo lo que me llevé. Cuatro días que un año después aún recuerdo. Has sido lo peor que me ha pasado y lo mejor con mucho. Tú eras.

Tú eras lo que tanto tiempo esperé, esa es la novedad. Y la volví a joder, esa es la costumbre.

Cuando por primera vez te vi ya te conocía muy dentro, ya te había oído gemir y llorar, ya te había hablado de todo y me habías callado. La primera vez que te tuve en frente no había sorpresas y sin embargo todo explotó. Sobretodo yo.

Decir hermosa o bella es quedarse ridículamente corto ante tu rostro. Decorada con mil lunares que amplían tu exclusividad como si lo necesitaras. Hermosa, bella, ¡Qué corto!

Y por dentro vuelta sobre vuelta. Si tu belleza exterior es indescriptible, tu belleza interior ridiculiza a tu perfecto rostro.
Divertida, dulce, inteligente hasta la injusticia, porque después de hablar contigo es injusto hablar con nadie esperando nada. Brillas de tal forma que oscureces a todos los demás. Como tú, nadie. Después de ti, solo bajar.

Y solo fue un almuerzo, un desayuno, una tarde y otro almuerzo.
Eras tú.

Pero no podías ser, y este dolor es una suerte. De haber existido más días sería insoportable.
Aliada hasta con el destino hasta para desaparecer en el momento justo. Un instante más tarde y hoy no estaría triste, estaría hundido sin posibilidad de levantarme.

Pero....recuerdo los cuentos. Las madrugadas de charla, las partidas de trivial, los motes, los conejitos, las mentiras que contábamos para dedicarnos tiempo.

Lo recuerdo todo.  Todo.

Y no leerás esto ni quiero, pero si me debo dejarlo escrito porque fuiste.... Fuiste única.

Lo peor que me has dejado es el listón en 4 días.
Lo mejor, pues eso, esos 4 días.

Cuatro días. Inolvidables.
Como tú Scarlett.

miércoles, 16 de marzo de 2016

¿Qué hacer?

¿Y qué hacer si cuando veo cielo solo veo nubes moviéndose?

Si sé que la luz del sol solo es una consecuencia de reacciones nucleares, no es una señal ni un camino.
Sí no miento tan bien como para engañarme mucho tiempo.

Sí no soy el cambio de nada y lo veo, si la intrascendencia es volver a empezar una y otra vez sabiendo el final.
Sí soy el desastre reincidente.

Sí cuando tengo miedo tengo miedo, y cuando sonrío también tengo miedo.
Si soy el muelle que se levanta por inercia no por valentía.
Si soy el saco de boxeo que aguanta todos los golpes sin deformarse, pero que tampoco devuelve ninguno. Ni escapa.

Si soy el niño malo, tan malo como niño.
Un desastre reincidente.

Si he comprobado que un día solo es tiempo que precede y antecede a otro. Nada más.
Ni cambiará el mundo ni sus habitantes. Incluido yo.
Para lo bueno y lo malo, sobre todo para lo malo.

Sí las alas son de cera y la libertad de broma.
Y el desastre es reincidente.

Si sé que las raíces te alimentan pero también te mantienen en el sitio de siempre.
Si pagar una factura solo significa esperar la siguiente ahorrando.
Sí dejar de llorar solo sirve para cambiar el pañuelo que limpiará las nuevas.

Un tuit más, un artículo más, un día más. ¿Y?

Si una piedra pesa más que mil flores. Si una piedra es eterna y las flores de marchitan.
Sí decir que lo bueno si breve dos veces bueno es una forma poética de asumir que lo malo es muy largo.

Si la belleza es una interpretación y el dolor es muy real. Si para aprender es necesario tropezar. Si los recuerdos buenos marcan pero los malos te cambian.
Nadie cambió por haber reído, todos cambiamos por haber llorado.

Si hasta los besos pueden comprarse pero las lágrimas no se venden, todos las tenemos gratis.
Sí sí, un desastre reincidente.

Si no te has parado a pensar estas cosas eres afortunado, si eres optimista es porque estás en el periodo entre pañuelos.

¿Qué hacer si soy el niño malo?
¿Qué hacer si soy el desastre reincidente?

Seguir.

martes, 9 de junio de 2015

LETRAS

Consuelo y rabia. Amor y melancolía. Rabia y fé.
Palabras y folio.

Y esto soy y esto necesito.

Líneas negras escritas con sentimientos de colores. Me tumbo y me expando en el papel.

Y no sería yo sin escribir, no sabría pensar ni ordenar.

Este es mi momento de música y palabras. De rap y sentimientos. De canciones y frases. Y asi vuelo.

No podrás entenderme sin leerme ni leerme sin conocerme.

Este es mi sitio para cambiar el mundo y para contar amores secretos. Desde aquí amo a mi hermana, necesito a mi padre y me enorgullezco de mi madre.

Desde aquí crítico injusticias y me invento paraísos.

Es mi chaleco salvavidas, mi maletero de té quieros guardados.

Aquí soy guía y lastre, digo adiós a ilusiones y saludo a motivaciones.

Aquí soy yo y soy quien quiera.

El folio es mi piel y las letras mis arrugas. El borde es mi límite y el centro mi apoyo.

Aquí dejo mi testamento diario, mi trascendencia.

Y sin palabras no soy nada. Sin folio no tengo suelo ni cielo.

Desde aquí traje de héroe y antifaz de villano. Corazón rehecho mil veces.

Lágrimas han mojado estas hojas y orgullos las han compartido.

Son solo palabras.
Solo letras.

Nada más.

Y nada menos.

sábado, 9 de mayo de 2015

TE ESPERO

Es cuestión de sueños y de magia. Siempre lo fue allá donde estés.

Serlo todo cuando me hablas y aun más cuando me faltas.

Te recuerdo imaginando ya que aún no te conozco en esta vida. Pero debe ser en alguna anterior. Porque sin verte puedo describirte. Saber el color de tu pelo y de tus ojos, el olor de tu piel y tus besos. Saber de ti.

Te recuerdo en paseos que no hemos dado y en ciudades que no he visitado.

He corrido bajo la lluvia contigo en países donde nunca llueve y te he hecho el amor en universos paralelos. Universos que nos enseñaron las estrellas en noches que no existen ni existieron.

He dormido con tu voz que no conocen mis oídos y despertado con caricias que mi piel no ha sentido.

Hemos bailado canciones no compuestas y visto películas no producidas.

Me he partido la cara con tipos invisibles que nunca te ofendieron y me he quedado atónito al verte con vestidos de colores que no tiene la luz en esta realidad.

He contado tus lunares infinitos y te he arrancado ropa que nunca te has puesto.

Llevas en tu vientre hijos de nombres que no he pensado, y una paz que aún no me ha acariciado. Llevas en tu alma un tiempo que no he conocido. Y en tu corazón una persona que aún no he sido.

Tengo celos de todo el que te mira sin yo haberlo podido hacer aun. Y odio al mundo por un daño que no te ha causado.

Te he visto despeinada por vientos que no han soplado y bronceada por soles que no han brillado.

Te he protegido de monstruos que no existen y ayudado en tareas que nadie te ha encomendado.

Y la duda no es si te conoceré, mas bien es si existes.

Te he escrito palabras no recitadas a ti, sirena de océanos sin agua.

Te he hablado del noveno y del décimo planeta del sistema solar. Y el nuestro solo tiene ocho.

Me has enfadado con traiciones que no has cometido, te he gritado insultos que no recoge ningún idioma.

Hemos rezado juntos a dioses en los que no creo y hemos visitado monumentos que no se han construido.

Te recuerdo y no te conozco.
Te echo de menos y no te he tenido.

Hemos quebrantado leyes de actos legales, hemos escapado de policías que no nos persiguen.

He envejecido amando arrugas que no te han salido.

Me has mirado sin ojos.
Me has inspirado solo con tu concepto. Princesa del castillo donde estoy encerrado.

He sudado sobre ti gotas de agua de nubes que no son de tormenta. Te he preparado postres que no se cocinar.

Me elevas de caídas que no he sufrido y me has curado enfermedades que no he padecido.

Eres una idea.

Eres una diosa vestida de blanco en mis sueños despierto.

Eres más de lo que deseo.
Puedes ser lo que espero.
Quizás más de lo que merezco.

Eres tal vez irreal.

Pero existes en mi.
En mis textos y en mis sueños. En mis despertares. En mis fantasías sexuales y en las románticas.

Eres princesa y reina.

Mi dueña y mi pertenencia.
Sin verte.

Y espero que llegues, sin prisa y con ansia.

Te llamaré deseo, pasion, dulzura. Te llamaré princesa y te llamaré pequeña.
Te llamaré a susurros y a voces, a gemidos y risas.

Y serán tus ojos y tu vientre, será tu alma y tus lunares. Será tu pelo y tus piernas. Será tu risa y tus lágrimas.
Será todo mio.

Y lo que escribo será tuyo.
Lo que pienso será tuyo.
Yo seré tuyo.

Te espero.
¿Me esperas?

VIVIENDO

Tengo un alma libre y un cuerpo al que vivo atado. 
Y tengo un maletero con te quieros que he guardado. 
Mis textos han viajado a lugares donde no estaré, 
Mis labios han sellado pechos a los que besé. 
Me enamoré de tantas cosas que dolía, 
Disfrute de mil batallas no importaba si perdía. 
He suplicado abrazos antes de un portazo, 
Herido por un flechazo que me sangra todavía. 

He sido guía, he sido lastre, he sido abrigo, 
He recorrido las calles como un mendigo. 
Tengo amigos que se cuentan con los dedos de una mano. 
Tengo unos padres presentes y soy hermano. 
Tengo un ramo de ilusiones que se pudren al decir adiós. 
Más que en Dios creí en el peso de mis actos. 
Una mitad tan triste, la otra mitad riendo. 
Ahora lo entiendo. 
Estoy viviendo. 

He pernoctado en tugurios tan sucios que pocos entran. 
He tejido jardines donde antes había piedra. 
Perdí la paz por ganar la guerra. 
Me ahogue en mi niebla y luego entre botellas de ginebra. 
He dormido en portales y en mansiones. 
He dibujado el mundo como un parque de atracciones 
Sucumbiendo a tentaciones y espejismos. 
He mentido a tantos y más a mi mismo.

De los libros que leí bebí sabiduría eterna. 
Hallé consuelo abriendo el cielo entre unas piernas. 
Por mis besos nunca dados he llorado cataratas. 
He volado desde Tokio hasta Manhattan. 
He visto la creación maravillosa en todas las cosas. 
He sufrido depresión, crisis nerviosa.  
Una mitad dormida, la otra mitad ardiendo. 
Ahora lo entiendo, estoy viviendo. 

He visto gente morir y soltar su último aliento en paz. 
Salirles una luz del pecho y subir fugaz. 
Siempre incapaz de domar a las luciérnagas, 
Siempre buscando algo de afecto hasta en las ciénagas. 
Corrí a bañarme en el mar bajo la tormenta, 
Sufrí el deseo igual que una muerte lenta. 
Abrí puertas en mi mente que nadie debe abrir jamás. 
Por odio hice locuras y por amor muchas más. 

Me he alejado de personas por el miedo. 
He visto a hombres infalibles desplomarse al suelo. 
He nadado por el Nilo y por el filo de mi almohada. 
He llorado mi rabia como cascadas. 
Tuve caprichos de todo tipo, 
Pero un lápiz y un papel bastaban ya para ser rico. 
Una mitad tan quieta, la otra mitad corriendo. 
Ahora lo entiendo, estoy viviendo. 

Voy a salir fuera y parar el tiempo. 
Voy a escribir esto como un testamento. 
Voy a gritar alto hasta que se agote mi aliento. 
Amando y sufriendo. 
Viviendo. 
Voy a apagar las luces y mirarme dentro. 
Voy a desnudarme sin pensarlo ante el lamento. 
Voy a deslizarme como viento en el cemento, 
Llorando y sonriendo. 

Viviendo.