Translate

sábado, 17 de noviembre de 2018

DUERME

Te vas quedando dormida y yo finjo ver la película pero estoy pendiente de ti. Me gusta ver como te vas yendo, como se relaja tu gesto y vas respirando despacio.
Me gusta ver como se te desordena el pelo y como sube y baja tu pecho.

Ya has caído al sueño y yo puedo mirarte fijamente, volver a contarte los lunares, recrearme en mi fortuna y rozarte la cara.

Me gusta tanto verte dormir.

Dices que siempre me duermo tarde pero es que necesito este rato. Ver en penumbra estas paredes que hemos convertido en hogar. No puedes imaginar lo pleno que me siento, lo completo. Esa sensación de sentir que lo conseguí, que eres la respuesta a todas preguntas. La recompensa excesiva.

No es un día especial, simplemente es que contigo todos los días son especiales.

Mañana solo será mañana, nuevas preocupaciones y risas, prisas y tareas. Y a lo mejor se me vuelve a olvidar decirte que eres perfecta.

Duerme morenita, estoy aquí como siempre, hasta cuando no lo notas. A tu lado para avanzar, detrás para apoyarte, delante para protegerte. Dentro por lo que llega.

Te has movido, cambias la postura y murmuras ruiditos. Ahogo la carcajada pensando que si te vieras te pondrías colorada y bajarías la mirada mievtras me llamas idiota. Ponte cómoda. Así pequeña gigante.

Qué tontería hacer un folio de ver a alguien dormir. Fíjate que grande lo haces todo, fíjate como das magia a cada rutina. Como haces grande lo pequeñito.

Ahora yo también tengo sueño. Me acomodo junto a ti, suspiro sonriendo como un loco. Estoy de atar lo sé.

Ahora yo también dormiré.
Pero soñar hace mucho que lo hago.

Desde que te conocí.

domingo, 28 de octubre de 2018

DICEN QUE LA LUNA DE MIEL NO SERÁ ETERNA

Dicen que la luna de miel se acaba, que siempre llega la rutina. Idiotas.

Te miro mil veces al día y me pongo nervioso mil y una.
Te beso mil veces al día y me excito mil una.
Te escucho mil veces al día y aprendo mil una.
Te amo mil veces al día y te necesito mil una.

Y no, no hay parte de ti que no me guste.

Me haces sentir fuerte y vulnerable, inteligente e ingenuo. Me haces sentir bueno y un diablo.
Se me olvida la humildad cuando te miran y se me olvida la chulería cuando te miro.

El amor es todo lo que me haces fuera de la cama, lo que me haces en ella es fuego.
Los besos los guardo para tu alma, los mordiscos para tu cuerpo.

En ti descanso y contigo vivo. En ti sueño y contigo los vivo. En ti me derrumbo y contigo me levanto.

Tú no tienes fin y mi fin eres tú.

Puedo arrasar el mundo por ti y arrasarme si lloras. Puedo matar por ti y vivir contigo.

Tú no eres princesa ni yo creo en reyes. Yo no soy un ángel ni tú crees en Dios.

Yo no sé callar y tú sabes gritar. Yo he aprendido a escuchar y tú a escucharme.

Dicen que la luna de miel no es eterna y que la rutina llegará. Idiotas.

Yo soy macho y tú alfa. Tú eres hembra y yo bestia. Yo soy cachorro y tú eres matriarca. Tú eres niña y yo seré el hombre.

Tú eres el pilar y yo te sostengo.

Tú eres compañera y yo el capitán. Yo soy el equipo y tú eres la estrella.

Y dicen que la luna de miel... Idiotas.

Abro la puerta y tiemblo cuando estás. Y eso que siempre estás.

No eres mía ni quiero que lo seas. No soy tuyo ni falta hace. Soy libre en ti y tú tienes todas las llaves.

No quiero ser tu jaula sino tu bosque. Tú no eres mi cadena sino mis alas. No me haces pequeño y yo quiero hacerte grande.

Para ellos soy espada, para ti soy escudo. Tú eres mi guerra y yo no soy pacifista.
Tú eres mi fuerza y yo no quiero ser tu debilidad.

Tus lunares son mis estrellas, recorrerlos el camino. Tu boca es la fuente y tus ojos la verdad.

Tu sonrisa es el cielo de este agnóstico.
Tu felicidad, el edén de este diablo.
Tu voz, la dictadura de este libertario.
Tu tranquilidad, la guerra de este soldado.

Tus suspiros son el baile de este rapero.
Tu felicidad, el egoísmo de este comunista.
Tus anhelos, las ordenes de este anarquista.

Tu manos son la nación de este apátrida 
Tus miedos, los enemigos de este terrorista.
Tus abrazos, el hogar de este vagabundo.

Y tú eres la fe de este ateo.

Pero ven un momento que te voy a contar una cosa.
¿Sabes? Dicen que la luna de miel no es eterna y que la rutina llegará. Idiotas.

No te conocen.

........

Te estás riendo. Ya no quiero escribir más.

jueves, 27 de septiembre de 2018

A QUIÉN NO ME LEERÁ

Sé que no pasarás por mi blog. Sabes que existe y alguna vez lo has leído pero sé que no te acuerdas de él. Quizá por eso puedo escribir con más libertad aún, aunque si lo leyeras lo escribiría las veces que hiciera falta.

No, el amor no son barrotes.
No, el amor no son renuncias.
No, el amor no son elecciones.

El amor de verdad es aquel que te hace libre y te anima a serlo.
El amor de verdad es ese que llega a tu vida a sumar, no a restar.
El amor de verdad es ese que no te obliga a elegir.

No, el amor no es egoísta.
No, el amor no es posesivo.
No, el amor no te cambia.

El amor de verdad es ser feliz en la felicidad de otro.
El amor de verdad quiere mostrarte y compartirte con orgullo.
El amor de verdad te acepta como eres.

No, el amor no corta las alas.
No, el amor no te deja sola.
No, el amor no pide.

El amor de verdad te corta las cadenas.
El amor de verdad te acompaña aunque sea en silencio.
El amor de verdad da.

Ese amor que exige es una perversión, ese amor condicional es una estafa.
El amor no trata de convencerte de serlo, no le hace falta.

Puedes elegir tener eso, llamarlo comodidad, inercia, tranquilidad, facilidad, pero no lo llames amor.
Porque te engañas.

Pero te engañas un tiempo, más corto o más largo, pero al final lo sabes. Sabes dentro de ti que eso no es amor.

A lo mejor te convences de que te conviene, de que no estás tan mal, de que los problemas son los demás. Pero cuidado, ese falso amor, en su mayor expresión de mezquindad, puede convencerte de que el problema eres tú, que eres imperfecta. Y no.

No podrás cerrar los ojos tan fuerte para no verlo ni tapar tus oídos eternamente. No podrás engañarte para siempre y negarte lo que necesitas, anhelas y deseas.

No, el amor no duele.
El amor de verdad cura.

No lo leerás, probableme ni recuerdes que existe este blog, pero si los hilos del destino te traen aquí, solo entiende algo, amiga:

No, eso no es amor.
Escapa.

viernes, 14 de septiembre de 2018

HAY DÍAS QUE ME ACUERDO DE TI

Seguimos viviendo abuela. Hay días buenos y días malos pero seguimos.

Mi hermana ahora trabaja en el mismo sitio que yo, a ver si hay suerte y se queda mucho tiempo. Va, dilo, que buena es....
Papá sigue bien como siempre, el Manolo tú sabes.
Mamá también está bien aunque te eche de menos. Como todos pero claro ella más.
Yo también sigo bien no te preocupes.

Hay días que me acuerdo de ti y otros que también. Hay días que me río al hacerlo y otros que no.

Cuando hay tormenta me río porque sé que te asustaban y a mí me encantan.

Cuando sale alguien del PP en la tele me acuerdo de ti porque los odiabas. Yo también.

Cuando oigo un chiste de verde me acuerdo de ti porque te sonrojabas.... Pero los contabas.

Voy al gimnasio y me acuerdo de ti porque me dirías que no me hace falta, porque para ti siempre estaba bien, aunque estuviera echando barriga...

Ahora llevo una coleta y creo que no te gustaría pero también sé que te reirías.

Abuela me he hecho un tatuaje y sé que no te gustaban, pero la letra del centro en por ti aunque no me hacía falta para recordarte.

Cuando esta gente abre las ventanas y hay corriente me acuerdo de ti porque te molestaba. A mi también.

Otras veces me acuerdo de ti sin venir a cuento, y tengo tus videos y los veo. Y me río... Un poco.

Ahora nadie me hace uñitas y lo hecho mucho de menos. Tengo un aparato que da masajes y lo uso mucho, pero tus uñitas eran mejor.

Ayer vi una película de acción y me acordé de ti porque no te gustaban las películas de violencia. Ni los besos subidos de tono jeje. Qué guarros.

Me siguen gustando las patatas fritas pero ninguna se parece a las tuyas. ¡Y mi hermana me sigue robando patatas!

Nos hemos comprado una tele muy grande y dirías que vaya armatoste... Pero estaba barata no te preocupes.

Por lo demás todo sigue más o menos igual.

Estamos bien abuela, seguimos luchando día a día. Pero hay días que me acuerdo de ti. Y otros también.

¿Tú te acuerdas mucho de mí?

jueves, 23 de agosto de 2018

PEQUEÑA

Estoy sentado en suelo junto a tu cama, apoyo la barbilla en el colchón y te veo dormir.

Quería escribirte lo más bonito del mundo, pequeña.

Quería contarte que verte crecer es crecer yo por dentro.
Quería decirte que cuando te ríes a carcajadas el mundo es un lugar mejor.

Quería explicarte como se siente un hombre cuando escucha la palabra "papá". Como te sientes invencible y asustado al mismo tiempo. Como rompería el mundo por ti y como me paralizo ante cualquier pequeña herida que te hagas.

Quería que entendieras que cuidarte es una obligación, enseñarte una responsabilidad y amarte es inevitable.
Que supieras que todo lo hago por ti y que no necesito más recompensa que verte crecer.

Quería de alguna forma hacerte entender que aunque a veces no entiendas mis castigos solo quiero prepararte para una vida que es un poco difícil. Y quería pedirte perdón por los errores que he cometido contigo y los que cometeré. Y quiero que sepas perdonarme porque lo hago lo mejor que sé. Tuve buen ejemplo, pero no sé si presté atención.

Querría poder decirte que los finales son siempre felices como en los cuentos pero no querría mentirte  No existen los cuentos, pero tú debes ser la protagonista. Que en el mundo tendrás que ser guerrera, pero en casa siempre serás princesa.

Quiero recordarte que serás una mujer y eso debe ser tu primer orgullo y que como mujer no conocerás límite. Y serás el tipo de mujer que quieras ser y con quieras ser. No permitas que nadie te lo niegue. Elige siempre libremente, porque libre te queremos mamá y yo. No hay jaulas doradas pequeña, ni barrotes que se llamen amor. Que tu cuerpo es solo tuyo y es sagrado.

Querría saber enseñarte a respetar, pero también a hacerte respetar. Que tengas el corazón caliente y la cabeza fría. Al revés es mal, mi vida

Quería chivarte que te pareces toda a tu madre y eso es una ventaja en la vida. Y que le hagas caso siempre, porque es lo más grande que he conocido. Y de paso chívale tú a ella que está cada día más guapa.

Querría, pequeña, que nunca sufrieras y que aunque lo daría todo porque así fuera, sé que te tocará hacerlo. Pero te prometo que yo estaré aquí, no para curarte siempre, pero sí para acompañarte. Que tus males serán los míos y que juntos los cargaremos.

Quería recordarte que tienes que ser una luchadora, y en eso tu madre puede enseñarte. Y decirte que vas a dejar huella, porque con tus añitos, ya la has dejado en mí.

Quería rogarte que te cuides siempre, que seas sana y recordarte que solo tienes un cuerpo, cuídalo.

También quería explicarte que los amigos son importantes y que tendrás los que te ganes, no actúes según te traten, mejóralo y lleva la voz cantante. Y quería aprovechar para decirte que nunca dudarás de si es amor o no. Eso se sabe. ¿Cómo? Pues mírame cuando miro a mamá.
A veces duele, pero pequeña, siempre compensa, tarde o temprano compensa. Ama sin medida y sin filtro, si yo hubiera amado con reservas hoy no estaría mirándote.

Quiero enseñarte a no juzgar al diferente ni a reírte de él, porque lo único que elegimos en la vida es lo que hacemos. Todo lo demás nos toca.

Querría tantas cosas mi enana... Decirte que te amo, que tú me haces importante, que me encantas y me encanta como huele tu pelo. Que sueño con morderte la nariz. Que preferiría no tener que matar por ti, pero que no dudes que lo haría. Que mamá es perfecta y yo intento estar a la altura. Que juegues mucho, que rías más, que pises fuerte, que grites cuando debas, que no ocultes tu llanto a quien te quiere pero sí a quien te ataca. Que una sonrisa es el mejor arma y escudo.

Querría tanto esta noche... Pero creo que mejor me quedaré aquí viéndote dormir.

No se me ocurre nada mejor en el mundo.

Te quiero más que a nada, mi pequeña.

miércoles, 22 de agosto de 2018

MI ELECCIÓN

Elegí contar tus lunares en vez de contar estrellas.

Elegí contarte penas en vez de contarme cuentos.

Elegí hacer la guerra contigo en vez de hacer el amor sin ti.

Elegí tus aullidos fuertes en vez de los susurros falsos del mundo.

Elegí darte canciones en vez de darte flores.

Elegí ver juntos las noticias en vez de montarnos películas.

Elegí el camino difícil porque la meta eras tú.

Elegí tu equipaje y quemar el mío.

Elegí tu cachorra y ella me eligió a mí.

Elegí tus enemigos porque los míos se esfuman contigo.

Elegí tus miedos porque los míos son incompetentes.

Elegí ser malo porque tú me ves bueno.

Elegí superar la distancia en vez de superar la rutina.

Elegí que fuéramos especiales y distintos en vez de ser normales y grises.

Elegí ansiedad contigo que depresión a solas.

Elegí sentirme acompañado contigo lejos en vez de sentirme solo contigo en el salón.

Elegí que fueras tú porque tú elegiste que yo fuera yo.

Elegí que jamás haríamos el amor porque eso es de pijos.

Elegí lo que todos quieren, que todos los días fueran especiales.

Elegí lo fácil porque fácil es estar contigo.

Elegí tus fallos porque los míos son invencibles.

Elegí tu llanto en vez de elegir mi sonrisa.

Elegí que fueras mi todo aunque yo solo fuera algo.

Elegí tus ausencias en vez de de cualquier presencia.

Elegí verte dormir a dormir yo.

Porque tus lunares son mi cielo.
Porque tus cuentos calman mis penas.
Porque la guerra la hacemos entre las sábanas.
Porque tus aullidos son susurros para mí.
Porque las canciones son flores contigo.
Porque las noticias nos hacen guerreros de película.
Porque la meta eras tú.
Porque tú equipaje es el más maravilloso regalo.
Porque tú cachorra será mí indomable orgullo.
Porque tus enemigos son los únicos que me hacen daño.
Porque tus miedos son los únicos que me asustan.
Porque soy tu villano favorito.
Porque la distancia es anticipo de nuestra sorprendente rutina.
Porque eres especial.
Porque la ansiedad me da entre tus piernas.
Porque estoy más acompañado a solas pensando en ti que la mayoría del mundo rodeado de personas.
Porque tú me animas a ser yo.
Porque el amor es todo lo que no hacemos en la cama.
Porque todo contigo es especial.
Porque tú no tienes fallos y no ves los míos.
Porque hemos llorado entre risas.
Porque tú no me quitas nada.
Porque tú nunca estás ausente
Porque verte dormir es mi descanso.

Elegi que no quería que tú eligieras.

Te elegí en vez de al mundo.

Porque tú jamás me hiciste elegir.

sábado, 18 de agosto de 2018

LOBA

Media vida diciendo que puedo con todo y que os defendería siempre. Media vida diciendo que soy un monstruo contra quien ataque a los míos. Media vida diciéndolo hasta que me lo creí tanto que olvidé como se siente cuando soy yo el protegido.
Inconsciente de necesitar algo que no tenía.

Y entonces tú.

Las dulces sonrisas las convertiste en aullidos cuando viste mi herida 

Tras tus labios tiernos salieron dos enormes colmillos 

De tus manos suaves nacieron garras 

Y apareció la loba 

Y yo no estaba acostumbrado. Me asombré al ver al animal ante mí frente a todos. Rodeaste tu casa  erizaste tu pelo ante la amenaza. Te plantaste y dijiste basta.

Y ahora me acurruco protegido, herido, levantando poco a poco la cabeza mientras tú me guardas. Hembra alfa.

Y un orgullo me va sanando al verte tan inmensa. Tu rugido resuena en cada rincón y en cada centímetro. Loba.

Para mí son los lametones, para ellos los mordiscos. Para mí las caricias, para ellos los zarpazos.
Cierro los ojos tranquilo pues tú vigilias la guarida. Descanso, me repongo 

Y al despertar está en calma. Rastros de la batalla que sola libraste, mi guerrera  Mi loba.

Me he vuelto a enamorar de ti. De tus ojos eligiendo presa, de tu boca contra la carnaza, de tu rugido ensordecedor. Ya era amor, ya era admiración  ya era necesidad, ya era orgullo, ahora es tranquilidad, es liberación. Ataca loba, puedes, que nadie me toque ahora mientras queda herida. Prometo no retenerte ni encadenarte, prometo firmar tus embestidas y no cuestionarlas ante nada ni nadie. Lo que hagas lo veré bien. Y me dará igual si te ven como una bestia rabiosa pues quien se ofenda recibirá otro aullido mío como respuesta  Pues eres tú quien ha estado contra ellos. Haz lo que debas, di lo que debas y que ladren. Nosotros aullamos.

Y perdona si alguna vez desatendí mi manada, perdón si confundí prioridades, si entregué a otros tiempo robado a nosotros. No volverá a pasar porque además de protegerme me has enseñado y recordado.

Pronto estaré bien, como siempre, como nunca ahora. Y juntos aullaremos a la luna, a las sábanas y a los cazadores.

Te sabía fuerte, no invencible. Te sabía dura, no irrompible. Sabía que me amabas, no que me protegías. O a lo mejor es que nunca me dejé.

Ven loba, aulla conmigo. Cierra la manada a ver quien se acerca, quien se atreve. Por ti podré contra todo y si no, podré contigo.

Mi guerrera.
Mi loba.

Gracias.